martes, 1 de abril de 2008

LA HORA TONTA

LA HORA TONTA

La Orden de la presidencia del gobierno de 7 de marzo de 1.940, BOE del día 8, (Rfa. Aranzadi 402) establece: Considerando la conveniencia de que el horario nacional marche de acuerdo con los de otros países europeos, y las ventajas de diversos órdenes que el adelanto temporal de la hora trae consigo, dispongo: Art. 1º El sábado, 16 de marzo, a las veintitrés horas, será adelantada la hora legal en sesenta minutos. Arts 2º, 3º y 4º: relativos a ferrocarriles, administración de justicia y jornada laboral. Art. 5º Oportunamente se señalará la fecha en que haya de restablecerse la hora normal.

68 años después todavía no se ha restablecido la hora normal. Nadie se ha ocupado del tema, no se ha derogado esa Orden de la presidencia del gobierno (léase Franco), y toda la nación española sigue padeciendo las consecuencias de lo que no era sino un capricho con un solo fundamento, la posibilidad de que la Alemania nazi entrase con su ejército en España (lástima que al final no entrase), para lo cual los relojes españoles debían estar sincronizados con la hora de Berlín, capital de Alemania, único país europeo en el que se llevaba una hora de adelanto sobre el meridiano de Greenwich, que es el que pasa por nuestro territorio.

Ésta es la historia auténtica de la hora de adelanto que tenemos respecto del horario solar en invierno, que es el que regía desde siempre en España hasta la aparición de esa Orden, y que se convierte en dos horas en verano. Para qué hablar de los inconvenientes, empezando por la salud, de esta aberración. Y si más tarde viene una imposición europea, eso nada tiene que ver con la hora que ya llevábamos de más. Pero si lo pensamos con calma y hacemos números, es posible que lleguemos a la conclusión de que las únicas beneficiadas son las empresas vendedoras de kilovatios y las de hostelería, a las que conviene sobremanera que la gente se retire a descansar cuanto más tarde mejor.

Supongamos un horario solar y europeo, esto es, de los de madrugar, comer a la una del mediodía, dejar de trabajar a las tres y a las cinco a casa. ¿Quién perdería? La exigua minoría que hoy gana. ¿Quién ganaría? El conjunto de la sociedad, la inmensa mayoría. El por qué no se hace esto es lo de siempre, el dominio de una minoría controladora sobre la mayoría de los ciudadanos. Algo que ha existido siempre. Véase la historia. Diario de Burgos. 1.4.08

11 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Mmm... ¡qué interesante! No sabía nada de esa orden de ¡1940! Es una aberración, estoy contigo, los ciudadanos nos tendríamos que unir y exigir nuestros derechos. Estos cambios horarios son malsanos. Nos alteran los biorritmos de una manera cruel. Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Creo que lo has explicado de la única forma que lo aclara: con este mareo de la hora alguien gana. Y no somos nosotros.
Me ha emocionado la cita del Aranzadi. Todos deberíamos ir con el debajo del brazo a cualquier sitio.

manzacosas dijo...

Hola, MERCHE. Es que ese tema lo he sacado a la luz casi de casualidad. No podía ser que en Europa se acordase adelantar una hora y aquí, aplicando la norma europea, nos saliesen dos. Y es que la inercia durante la dictadura llevó a ese extremo y al advenir la segunda democracia nadie se percató del tema. Las dos horas que tenemos ahora son absurdas y además perjudiciales a la salud. Bueno, un saludo.

Ay PEDRO. Si fuéramos con el Aranzadi bajo el brazo nos daríamos de tomazos unos a otros. Son demasiados tomos. Verás lo que explico a Merche. Y de verdad que quien gana son las eléctricas, que venden el burro al revés, como si nos hicieran un favor. Un saludo

el_ucraniano_aniano dijo...

Con independencia de la diferencia con el horario solar, los cambios de hora en primavera y otoño buscan concentrar la luz del día en torno a las 9:00 y las 17:00. Es decir, favoreciendo el horario laboral anglosajón y europeo en su versión más típica (y deseada). Porque todo esto que cuentas, a la gente que trabaja a turnos les produce una gran hilaridad.

El BNG propuso el año pasado compartir huso horario con Portugal, Canarias y las islas británicas. Sólo Galicia, me refiero.

PILAR dijo...

Manzacosas, yo lo único que sé es que me sientan como un tiro estos cambios de hora. El sábado hice una entrada de esto en mi blog. Porque realmente siento que me roban una hora. Me cuesta un güevo levantarme por la mañana. Hoy, de hecho, me he dormido, justo he amanecido a las 7:45, casualidad la hora biológica de la semana pasada, pero una hora más tarde de la oficial. ¡un coñazo! en serio, tardo tres o cuatro días en habituarme. Un saludo grato.

BIPOLAR dijo...

Pedro no veas como llevo el bolso como para meter sujetadores de armarios desnivelados.

Bueno Manza, casi se me mete una mosca (o más) porque me he quedado boquiabierta. Qué irritante fue este hombre. Invadir at time o'clock.

BIPOLAR dijo...

Tampoco es comprensible que tenga validez una "normativa" emitida por un Dictador. Pregunto... ¿No debería estar todo derogado?.. Ay que exploto que no lo entiendo. BOOOOUUUUMMMMMM

Mafaldia dijo...

La información muy interesante y curiosa, yo sueño con el cambio de hora siempre porque me anuncia los días largos... si que entiendo que se trastoca el sueño un poquitín pero me parece una gozada el que oscurezca muy tarde, el estar en la playa hasta las 9 tan ricamente, esas horas las últimas del día me encantan!!!, recuerdo con angustia de pequeña cuando me metían a la cama y a través de las rendijas de la persiana se veía la luz (igual la culpa de eso si que la tenía el cambio horario), me gustan los días largos, largos...

manzacosas dijo...

Amigo UCRANIANO. Pienso que el regirnos por la hora solar incluso fvorecería a los trabajadores por turnos. Piensa en la melatonina. Y sí, recuerdo la propuesta del BNG. Lógica y razonable. La pena es que no la extiendan a todo el país.

Amiga PILAR. El cuerpo acaba habituándose a todo, pero esa no es la cuestión. Es curioso que los viejos se rijan sin darse cuenta por el sol. Por algo se levantan más tarde.

BIPO. Oye a ver quío os traéis PEDRO y tú con el asunto de los sujetadores. Por favor, nos lo explicáis algún día.

El pájaro en cuestión estaba deseando ser invadido por los alemanes. Lógico, porque hubiesen traído alimentos, armamento, repuestos, etc. a su ejército. Lo que nos cuentan de que en Hendaya le negó a Hitler la entrada es una fabulosa mentira. Fue al revés, que Hitler no quiso entrar porque hubiese tenido que distraer tropas de otros sitios y además España tenía demasiada costa que cubrir.

La norma sigue en vigor. No es de esas que se derogan solas con la vigencia de la Consti. Es de las que precisa de otra norma expresa para su derogación. O nadie se ha dado cuenta o no le han dado importancia, o bien (como yo creo) disimulan silbando. Bastaba con derogar esa orden y ganábamos una hora.

Ay, MAFI. Si te gustan los días largos es porque te gusta vivir de día, pero nada más. Es lógico. Te digo lo que al UCRA. Piensa en la melatonina. Conozco una pareja de ancianos de 90 años que se levantan en verano a las 12, y es que sus cuerpos se rigen por la hora solar. No hacen caso a los relojes. Ni miran la hora.

brujaroja dijo...

Me he llevado un susto leyendo tu post... 1940... Pensé que la memoria me había jugado una mala pasada, pero no, el cambio horario se abandonó en algún momento (no sé cuándo) y se volvió a él con motivo de la crisis del petróleo, que es la época que yo recuerdo. Menos mal...
Gracias por pasarte por mi blog, porque eso me ha permitido conocer el tuyo. Volveré por aquí.

manzacosas dijo...

Hola, BRUJAROJA. Más bien creo que lo de esa hora tonta no se abandonó nunca, y cuando vino la crisis del petróleo las eléctricas aprovecharon la situación para establecer un horario adecuado a sus pretensiones. Más tarde sí se volvió a la hora anterior, pero siempre conservando la tonta, y luego, ya por imperativo europeo, se puso una hora más, al principio durante seis meses, y luego siete meses. La prueba la tienes en que con Portugal ( es parte de Europa) tenemos ahora una hora de diferencia, y con Italia, y Francia, etc. Ello es debido a esa hora fantasma que se arrastra desde 1.940. Si se derogara esa orden tendríamos de verdad la hora europea, esto es, la de Portugal, Francia, etc.

Bueno, sabiendo dónde está tu blog lo visitaré de vez en cuando, pues me gusta. Un saludo