domingo, 31 de agosto de 2008

EL POLONIO

POLONIO 210

Hola. No me acordaba del Polonio 210 hasta que en El País del 27 de agosto aparece un suelto en su sección de Salud en el que se afirma que este elemento químico anida en la composición del tabaco y, lo que es peor, que los fabricantes de tabaco lo saben desde hace unos 40 años

Este elemento químico, descubierto por el matrimonio Curie tiene tres características esenciales. Es volátil, es tóxico y es radiactivo. Vamos, que lo tiene todo. De ahí que fuese el elegido para envenenar a ese espía ruso que murió en Londres no hace mucho, y al que mataron por malón, por ser espía y querer contar verdades, lo que en el mundo del espionaje se paga caro.

En el tabaco está en dosis mínimas, infinitesimales, porque si aumentasen la dosis pues acabarían con los consumidores y el negocio se iría al garete para los fabricantes de tabaco y para los gobiernos que se llevan un buen pellizco con los impuestos sobre el tabaco. Y, desde luego, no conviene matar la gallina de los huevos de oro, o sea al consumidor. Al revés, hay que mimarle para que siga consumiendo los productos sobre los que se puede establecer un buen impuesto que ayude a vivir a los pobrecitos que establecen ese impuesto.

Y si sabido es que el humo del tabaco contiene ese elemento venenoso y cancerígeno, y si sabido es que el tabaco provoca un buen número de cánceres de pulmón y de laringe, amén de otros variados (siempre hay donde escoger) llama la atención que las autoridades, por llamarlas de alguna manera, no solo fomenten, sino que permitan que el humo del tabaco ande suelto por los establecimientos públicos de hostelería.

Que la gente fume pues acabo de entenderlo, ya que he sido fumador, que se suicide también, aunque no me haya suicidado nunca. Que la gente haga lo que quiera con su cuerpo, que al fin y al cabo es suyo, pero no parece correcto, ni adecuado, ni educado, que un señorín o señorina entre en una bar e inunde con su humo todo el espacio del establecimiento, como tampoco lo es que quien quiera suicidarse se cargue antes al antiguo amor de su vida. Para eso que se suicide primero y que luego haga lo que pueda. Y en lo de fumar en recintos cerrados, no sé por qué me da en la nariz que eso debiera estar prohibido. No es tan difícil. Otros países lo han hecho y no pasa nada. Facultad de Medicina.

25 comentarios:

Fernando Manero dijo...

Totalmente de acuerdo con tus asertos, siempre bien ponderados. Comprobado que el tabaco es un producto que destruye lentamente y que el derecho a un ambiente limpio tiende a ser consustancial de la necesidad de luchar por mejorar nuestra calidad de vida, que cunda el principio del respeto al prójimo y que nadie atente contra la salud y el bienestar del vecino. Los aeropuertos son ya en el mundo ámbitos sin humo de tabaco. En la mayor parte ya no se puede fumar en ningún sitio. Madrid-Barajas los recluye en unos cubículos que dan grima, donde los fumadores se concentran ante la mirada displicente de los que pasan. Me imagino que los más sensibles de los fumadores se sentirán incómodos cuando los demás les contemplan como elementos extraños. ¿Solución? Dejar de fumar, pasear, leer a Galdós y de vez en cuando una cabezadilla. El cuerpo y la mente lo agradecen. Seguro

BIPOLAR dijo...

Tenía que estar prohibido, sí señor.
El que quiera fumar en la calle o en su casa, pero en los locales que compartimos todos como que no. Y es que no puedo soportar los establecimientos con los jamones colgando, la chorizada, los pinchos y el conjunto de fumadores -que para eso no se corta un pimiento- echando humo por su boquita al escaparate mencionado. A mi se me quitan las ganas de pedir nada... Es como si me diera a mi por escupir al género.. (encima mis babas serían menos contaminantes, sin polonio)

Y esos GORRINOS que a pesar de vender unos cucuruchos de plástico, nos invaden la playa de colillas... (que van a parar al mar con un poco de suerte)...

Y ya que estamos, y como voy a conseguir muchos amigos con mi libre pensamiento, los/las que vais con el cigarrito -que mola mucho, oséa- a la altura de la cadera, pensad, que a esa altura, suelen estar las caras de los niños.

Sres/as fumadores/as si queréis que respetemos vuestro derecho a fumar, respetad nuestro derecho a no querer vuestro humo ni vuestras circunstancias.

Merche Pallarés dijo...

Querido Manza, soy fumadora desde los 30 años... Tonta de mi, empecé a fumar a esos años cuando todo el mundo estaba dejando el vicio... Sé que es nocivo para mi como para los que me rodean y además cada vez están subiendo los precios para llenar las arcas del estado a nuestra costa. Será la hora de dejarlo... aunque tambien te diré que cuando era jóven (que no fumaba) TODO el mundo a mi alrededor lo hacía y, la verdad, es que no me ha afectado, hasta ahora. Tambien creo que toda esta polémica sobre el tabaco es otro método de controlar a la gente, funciona, nos controlan y una excusa para subir los precios y, una vez mas, tenernos atados y bien atados. Besotes, M.
P.D. Tambien leí sobre el polonio y ¡vete tu a saber! que más venenos introducen en los cigarrillos...

No FUMES dijo...

Siempre que un productor de la industria del cine estrena una pelicula con escenas de humo (fumadores-as),lo hace con total conocimiento del peligro que corren los niños-as expuestos a estas imagenes cinemetograficas

manzacosas dijo...

Hola a todos. Caray, qué rápidos sois. Si esto lo he colgado esta mañana.

Pues sí, amigo MANERO. Dices con toda claridad que "cunda el principio del respeto al prójimo" Para mí de eso se trata, de respetar, y como da la puñetera casualidad de que entiendo al fumador, al haberlo sido,lo que preconizo es precisamente eso, que pueda fumar, sí, pero sin involucrar a nadie. Toldo ello partiendo de la base de que el fumar es bastante peor de lo que creemos.

BIPO. Sobre ese tema del fumeque en los locales de hostelería ya metí una par de entradas. Y en una me refería a Donostia, donde además de permtir los guarros de los taberneros fumar tienen sus hermosos pinchos a la vista y al alcande la saliva de cualquier gritón, que allí les hay en abundancia. O sea, que está hablando y a la vez escupres el el plato de pinchos. Mi amigo de allí, que es fumador, lo que hace es pedir que le hagan el pincho sobre la marcha, y se lo hacen. Así sabe que nadie ha escupido encima. Me parece una medida inteligente. Por mi parte, me acerco a la barra, pido el pincho nuevo y si puedo me salgo a la calle a tomarlo. Lo curioso de los taberneros es que piensan que si no permiten fumar en sus locales van a perder clientes, cuando es al revés.

MERCHE. Ya digo que como fumador que he sido entiendo a los fuamdores, como también digo que no pueden hacer partícipes a los demás de su hábito, o sea fumar en locales públicos cerrados. Es lo que dice MANERO, el principio de respeto al prójimo.

¿Que qué meten en los cigarrilos? Aparte de eso del Polonio, nuevo para mí, te meten hasta amoníaco para crear más afición, te meten retardantes para que el pitillo se consuma en el tiempo que a éllos les interesa, te meten... para qué seguir. Y lo de los impuesto es ya sangrante, es una hipocresía elevada a la enésima potencia. Si decides dejarlo, que tenga suerte.

Hola NO FUMES. No sé quién eres, y ya miraré tu blog, pero hola. Sí hubo una época, posterior a la segund aguerra mundial, en la que los actores yanquis aparecían con el pitillo en la mano continuamente, y no digamos las vampiresas. MERCHE PALLARÉS decía que en su época (también la mía) fumaba todo el mundo y estaba bien extendida esa práctica. En realidad comenzó a extenderse en la primera guerra mundial, cuando a los soldados que estaban en las trincheras les doblaban la ración de tabaco y de coñac justo antes de un ataque. Así sabían los pobres cuándo les tocaba morir. Indignante.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Pues eso. Que cada uno haga lo que quiera, pero sin molestar al otro.
Cuando se prohibió fumar en la cafetería de la Facultad, todo el edificio olía a café recién molido.
Otros olores que camufla el tabaco son menos agradables, eso es cierto.

Merche Pallarés dijo...

Cuando vaya a vuestra próxima reunión de bloggers en Burgos, os prometo, que fumaré en la calle aunque me hiele de frio... o, igual, ya lo he dejado para entonces... Besotes, M.
Ah, Fernando, lo de los cubículos para fumadores en los aeropuertos son HORRIBLES, te sientes enjaulado como si fueras un monstruo de feria... generalmente paso de fumar. Me aguanto.

Mafaldia dijo...

Como ex-fumadora que soy, el tabaco no me desagrada y me da rabia que sea malo porque me gusta, pero si lo he dejado es porque es malo, porque es un veneno y porque no puedo decirles a mis hijas en un futuro que no fumen si yo lo hago.
Luego ya todo lo que comentais del fumeteo en locales de ocio, es un asco, y creo que si tuvieran valor aquellos bares que no permitiesen fumar ganarian clientes de los buenos, aunque no se porqué pero tabaco y bebercio van de la manita, y eso tiene que ser por algún componente oculto del tabaco, seguro, seguro. :)

Merche Pallarés dijo...

Perdona, soy yo otra vez. Pero es que me ha venido a la mente la hipocresía que existe en nuestra sociedad. Por ejemplo, sí, fumar es nefasto para uno mismo y para los demás pero si uno se muere de cancer éste le puede llegar a partir de los 70 (pocos jovenes mueren de cancer del pulmón) sin embargo ¿cuántos JOVENES mueren a diario en accidentes de tráfico? ¿Lo prohiben las autoridades? Nooooo, al contrario cada dia más anuncios de coches (en los periódicos grandes secciones dedicadas al "motor") y más rápidos... y los gases que emanan los mismos ¿no son contaminantes y nefastos para la salud? Lo del tabaco, querido Manza, no es porque a nuestros gobiernos les preocupe nuestra salud, es para ver si los ciudadanos pueden ser controlados y bien controlados (lo han conseguido, si señor) y como excusa para subir los precios de los mismos. Besotes, M.

manzacosas dijo...

Hola PEDRO. Me encanta esa referencia otros olores menos agradables...

Hola, MAFI. Sí que hay componentes ocultos en las elaboraciones del tabaco que se consume. En cuanto a los bareros, de verdad que tiene una idea generalizada y errónea sobre sus ventas. Que no perdería un solo cliente lo demuestra la experiencia de otros países, ya caso toda Europa. Y que ganarían a los no fumadores, está claro.

MERCHE. Me parece que tienes un dato equivocado, y es que piensas que el cáncer se desarrolla a paritr de los 7o0. En absoluto. Cada vez se ven más casos de cánceres de todo tipo en gente joven-

Y me encanta la referencia que haces a los cubículos de Barajas. Pero ya no les hay solamente en Barajas. Tanto en Barcelona como en Madrid se ven cada vez màs restaurantes en los que el fumador debe comer en cubículos aislados. Lástima que la Ley Antitabaco saliese coja en este punto. Ley buena es la de Portugal: prohibición sin excepciones.

Un saludo a todos y gracias.

Merche Pallarés dijo...

Perdona, soy yo otra vez. Sí se ven cánceres de todo tipo en gente joven pero no necesariamente por fumar... sino más bien por todo el aire putrefacto que respiramos, la radioactividad en el ambiente, los asbastos en los pisos/casas, etcétera, etcétera... pero DEMASIADOS jovenes mueren en la carretera. Besotes, M.

el_ucraniano_aniano dijo...

En Burgos y céntrico... Lugar sin humo... Candilejas (Fernán González).

Pero dudo que sea el tipo de establecimiento hostelero que anhelas.

manzacosas dijo...

Hola, MERCHE. Me da en la nariz que, sin darte cuenta, defiendes tu postura de fumadora. Es algo instintivo, lo sé, y te repito que respeto al fumador, pero no al que hace partícipes a los demás de sus humos. ¿Jóvenes en la carretera? Aquí concurren varias causas. Conducen sin tener experiencia suficiente, salen las noches de los fines de semana, beben o fuman sus buenos porretes, y las carreteras son una mierda. La solución a ese problema es sencilla: menos movimiento en los fines de semana. ¿quién le pone el cascabel al gato? Ah...

Gracias, UCRA. Tomo noto, pero me pilla a desmano. Yo ando poco y en horizontal. Un saludo.

Merche Pallarés dijo...

Querido Manza, no, no es por zafarme de mi responsabilidad como fumadora, es la realidad. Me parece que es MUCHO peor que mueran jóvenes que vejestorios como yo que, al fin y al cabo, hemos vivido. ¿No crees? Besotes, M.

manzacosas dijo...

Pues no, MERCHE. No estoy de acuerdo. Tan importante es la vida de esos "vejestorios" que dices (entre los que me incluyo) como la de esos jóvenes que deben sus muertes a su irresponsabilidad. Esoy convencido de que en el fondo asumen el riesgo que corren con sus salidas en fines de semana. Precisamente en Ibiza he vivido episodios sangrantes de gente joven muerta en las carreteras de noche, a altas horas, en accidentes de circulación. Iban bien colocados, por decirlo de forma suave, pero ponían en peligro la vida de los demás. Un saludo.

blogochentaburgos dijo...

Estoy de acuerdo en que el tabaco es profundamente negativo. Ahora bien, siendo un placer como es (fumador esporádico), debieran de dejar a la gente fumar individualmente sin darle tantas filípicas, mientras que no molesten a alguien...TODO PERFECTO

Ayla dijo...

Buena la has liado Manzacosas, estoy de acuerdo contigo, seguramente porque también soy exfumadora, pero por alguna extraña razón los fumadores son intocables, menuda se lió con la ridícula ley antitabaco, a la que muy pocos hacen caso. Parece ser que Zapatero les estaba quitando media vida.

manzacosas dijo...

Hola. Pues los dos últimos comentarios que hacéis sobre el tema, de Ayla y BLOG 80, definen con claridad la situación. De lo que se trata es de que el fumador pueda seguir fumando...siempre que no moleste a los demás..(principio de respeto al prójimo que decía MANERO), lo que nos lleva a prohbir el fumeque en lugares públicos cerrados (hostelería), y la Ley ésa resultó ridícula porque los hosteleros (para mí que manipulados y en claro error) se cerraron en banda. Hay ya una gran mayoría de países en Europa que lo han prohibido totalmente y no les ha pasado nada. Véase el caso de Portugal, que me parece ha sido el último.

A todos un saludo y gracias

Merche Pallarés dijo...

Manza, perdona soy yo otra vez. ¿Sabes por qué en España no han logrado que la gente se conciencie y deje de fumar? Porque AÚN no nos han comido el coco del todo, somos huesos duros de roer... Ahora, estoy de acuerdo en no molestar a los demás con nuestros humos. En eso, estoy perfectamente de acuerdo, el respeto a los demás es sagrado. Pero, dime Manza, antes de que empezara esta campaña anti-tabaco, cuando todo el mundo fumaba como posesos ¿nos molestaba el humo? ¿Nos quejábamos? Nunca. Esto empezó cuando Nixon estaba en el poder en los USA. Seguro que fue una venganza contra las tabacaleras que no le habían apoyado en su campaña presidencial, y como experimento si se podía controlar a las masas. ¿Por qué no prohiben el alcohol, que es más o igual que nocivo que el tabaco? ¿Por qué las drogas, todas, campan a sus anchas no solo en Ibiza (que es la que se lleva la fama, pero están en vuestro querido Burgos tamhbien)? No te das cuenta que todo se resume en tenernos más controlados y hacer que seamos simples marionetas manejados al antojo de los poderes fácticos. No estoy haciendo apología del tabaco, reconozco que es una mierda pero lo que no tolero ni toleraré es que nos laven el cerebro para tenernos apocados y sumisos como tiernos corderitos. Para eso ya están los americanos de a pie... Besotes, M.

tardor dijo...

Prohibir no es bueno, es señal de que el ciudadano no se sabe comporar.
Yo nunca fumé en el andén del metro, cuando muchos sí lo hacían, si estaba en un espacio cerrado procuraba no fumar, un poco de espera no era tan difícil de soportar.En fin, que como siempre, el abuso acaba con la libertad. Tal y como están las cosas hoy en día, estoy de acuerdo con la prohibición.

PILAR dijo...

Hola Señor Manzacosas.
Empiezo a ir aterrizando y comentando en vuestros blogs.
Los he visitado en este verano, pero nada más.
Voy desperezando el verano y vuelvo a otoñarme, a concentrarme y volver a bloguear en este mundo virtual.
Después de este rollo.
Al tema.
Bien, pues casualmente, yo empecé a fumar, aprendí a fumar a la edad de 14 años, y mira que me costó, coño. Justo la edad que tiene mi hija ahora, creo que es más inteligente que yo.
Curiosamente no aprendí en la calle.Aprendí en un club social, gegege.
Pues bien, así pasaron los años. Y con interrupciones por embarazos y lactancias sigo con la costumbre.
Para mi no es vicio, es un placer.
Fumo poco y lo saboreo. Pero no lo dejo.
con respecto a fumar en sitios cerrados, totalmente de acuerdo.
No puedo soportar el olor que deja el tabaco en la ropa, en el pelo, en todo...
Es que en alguna ocasión he llegado a casa, después de una noche de copas, y me olía hasta la ropa interior...¡qué asco!
A veces he llegado a ducharme, porque al meterme en la cama, como llevo el pelo largo, el pelo me olía apestosamente...
Fumar sí, lo siento.
Fumar al aire libre , lo mejor.
En Italia, no se fuma en ningún sitio cerrado, y mira que los italianos son como son, lo respetan, doy fe.
Y me enrollado como una persiana.
que tiene usted razón en lo que dice.
Que suscribo.
Y que me alegro su sueño e ilusión persistente por acabar sus entradas con Facultad de Medicina.
Que ojalá, pero está la cosa...

manzacosas dijo...

Hola de nuevo, MERCHE. a pesar de lo extenso de tu comentrio te indico. Antes de que empezase esa campaña contra el tabaco, que no es tal, sino a favor de la salud propia, yo era fumador y detectaba muchos sitios en los que el fumar molestadba, por ejemplo las oficinas públicas; he visto lamar la atención a personas ajenas que entraban fumando, y de esto hace ya años. ¿Que hay otras dorgas? Pues sí, y señalas el alcohol, que perjudica a quien lo bebe, pero el tabaco perjudica a quien respira su humo. De ahí que haya que prohibirlo en espacios públicos cerrados, y re pito lo de cerrados. Y que somos marionetas, pues también. Ya lo decía la canción.

Tardor. Te contesto encantado y veo que etamos de acuerdo.

Ay, PILAR. Aquí te quería yo ver. O sea que a eso os dedicabais en el Club de Tenis mientras nosotors, vuestros papis, jugábamos al tenis, a las carta o al ajedrez. ¿Sabes? Mi primer cigarrilo fue a los 11 años en la er de un pueblo en fiestas; era de anís y me mareé. A esa misma edad, a la salida del Colegio no s íbamos al estanco de Asenjo, donde comprábamos entre varios un paquete de Bubi o Timonel y lo fumábamos en la calle. Cada uno que fume lo que quiera, pero de lo que se trata, y creo que lo compartes, es de que no haga respirar los humos del tabaco a los demás. Es solamente eso. Como ves, sencillo.

Espero que este invierno podamos seguir con nuestros amables entendimientos blogueros. Un saludo.

Merche Pallarés dijo...

Bueno, ya me callo. Besotes, M.

Exiliado dijo...

MANZA si no es el Polonio es la Polaca. El caso es que todo lo "bueno" es nocivo o pecado. Menos el curro, que mata, pero de eso no dicen nada los ministros de sanidad... que mundo

manzacosas dijo...

Hola, EXILIADO. Pues sí, resulta que las cosas que nos gustan a veces no son las mejores para nuestra delicada salud. Basta con que nos acostumbremos a la idea y presicindamos de algo, que todo en la vida no puede ser... Un saludo.