lunes, 12 de mayo de 2008

A DAR ENVIDIA...

A DAR ENVIDIA...

Al personal. Sí, a darle puñetera envidia, para que se les alarguen los dientes hasta la cintura, para que se les abran los ojos como si fuesen negras cavernas, para que se les agarroten las manos intentando coger el fantasma que vuela a su alrededor.

Y es que me ha contado el Manza que este fin de semana se marchó de escapada a Donostia el muy cabroncete, y a poco de llegar, viernes noche, se obsequió con unas hermosas carrilladas de rape en salsa verde, acompañado el pescadito de sidra, pero sidra de la buena, no de la comercializada, sino de la de caserío, de esas que encuentra el personal de allí. Plato único, eso sí, con ensalada de tomate y sus ajitos correspondientes.

Día siguiente, y tras los normales aperitivos en la zona de pintxos del centro, pues nada más y nada menos que unas hermosas kokotxas de merluza cocinadas como se debe, o sea estilo pil-pil, con buen meneo de sartén hasta sacarlas la salsa, también en perejil y hermoso aceite de oliva. Igualmente, ensalada de tomate y también de pimientos rojos, asados en casa a la leña leñita leña. También plato único. Para qué más. Y sidra.

Y el sábado noche, pues la langostita de rigor, esa cocida por el propio Manza, en su justo tiempo, no de esas pasadas de los restaurantes. Un bicho de 1,100 Kgs para dos personas, pues como que no está mal. Lo que pasa es que no pudimos con todo. Y es curioso, como lo mejor de estos bichos es el cuerpo y las patas, dejamos la cola para el final, que es lo que sobró casi entera. Ello acompañado con ensaladas de tomate con ajos y pimientitos, así como la sidra correspondiente. Ah, y previamente, deleite de los mejores pintxos de Donosti, que están, a mi modesto entender, en el barrio de Gros, y aunque sé ir de memoria, y para información, diré que el bar se llama Aloña Berri, y su propietario ganó hace pocos años el campeonato de pintxos de Donostia.

Y como ese puñetero y cabroncete del Manza me dice que publique esto, pues voy y lo publico, para dar envidia al personal, como al principio se indicaba. Qué cosas pasan...

17 comentarios:

BIPOLAR dijo...

No sé cómo iremos de pectorales para abajo que no se aprecia en la foto de DB, pero quizás una barriga preta y prominente si tenemos de tanto picotear.

En fin, qué bueno está el ajo con un filete debajo. (Sabiduría popular)

Euphorbia dijo...

Sí que das envidia, sí... especialmente por el rape y por Donostia, ciudad que me encanta.

Saludos.

Blogofago dijo...

Objetivo cumplido...estoy verde de envidia ¡¡¡

Algun dia le contare el dia que comi en la Nicolasa con varios miembros principales del Gobierno vasco...no sabia si acostarme con el Txangurro o acostarme con él de lo bueno que estaba..

blogochentaburgos dijo...

ehhhhh, ahhhhh, según entiendo dices que estamos todos invitados a comer langosta???? ¡vale! sí que puedo

Mafaldia dijo...

Que qué cosas pasan??? que te vas a coger una gota del uno, tanto marisquito... envidia pues sí y gorda porque me gusta mucho más el marisco que el cordero y además estoy a régimen para ver si consigo arreglar un poco el desastre de los cuartos traseros de los que tanto habla Bip... jaaaarrr que me ruge el estómago como un fórmula uno. :)

Philadelphia dijo...

Hubo una temporada que cocinar el bacalao al pipil se convirtió en un gran entretenimiento para mis progenitores, y hasta les salía bien!

Tu sigue mimándote!

Merche Pallarés dijo...

A mi me has dado envidia... me has puesto los dientes largos y me has abierto un apetito de la ¡hostia! (como se dice por mi tierra tan a menudo) ¿Has estado alguna vez en La Hermandad de Pescadores de Fuenterrabia? ¡Qué bien se come...! Cuando me jubile, creo que volveré al "Txoko". Besotes, M.

trupitomanias dijo...

como te cuidas...
ganas tengo de pasear por ese barrio donostiarra....
siempre que paro por donosti cuando pienso en volver ala vieja castilla suelo parar un rato en Gross a tomar un pincho, un zurito y contemplar un rato las olas.. y después vuelta pa aca..

manzacosas dijo...

Hola a todos y gracias por vuestras sanas envidias.

Mira, BIPO. De barriguita hay algo, pero lo que hay está ganado a pulso, o sea que está bien merecida y bien cuidada. Pá dos días que vivimos...

EUPHORBIA. Pues claro, el rape es un pescado maravilloso y Donostia es una ciudad encantadora.

BLOGÓFAGO amigo. Es que el txangurro es punto y aparte. Poca gente lo prepara bien. El caso es que es muy sencillo, pero en los restaurantes te meten unos clavos de temblar...

BLOG80. Mira, si quieres invito a tu tía la de Cuenca, pero antes tienes que presentármela.

MAFI. Mira, no quiero una gota, quiero un diluvio, ¿y seráposible que la BIPO ésa se meta contigo? Qué desconsideración. Un culete es un culete

PHILA. Si tus padres preparan bien el pil-pil, pues que sigan, pero que tengan en cuenta que hay que menear el culete.

MERCHE. Sí, he esta do esa cofradía. Es un tema muy antiguo, y hará unos 30 años se comía de maravilla, sobre todos pescados a precios muy razonables. Hoy está ya un poco echada a perder por el turismo. También les pasa esto a las sidrerías.

TRUPI...Pues mira, ya sabes cuál es y está en Gros. Por cierto que Gros se está poniendo de moda entre los donostiarras, que huyen ya de la parte vieja, por culpa de los turistas, y de la zona del Buen Pastor, por culpa de la chavalería.

Un saludo a todos

BIPOLAR dijo...

Hola Manzanita.
Que acabo de leer tu aportación sobre el minarete y tu varapalo al común denominador de las sectas contrarias a la mujer. Y mira que sin llegar a dónde hablabas de la chimenea de la Cellophane, ya estaba pensando la mendis, que de seguir en pie, Jamaluj enharinado podía asomar por arriba.
jajajajaja si vamos a tener hasta mentes gemelas.¡que fuerte!

Exiliado dijo...

jopeeeeee y yo condenado a blackpuding con arroz y los ojos cerrados.... No hay derecho. jejeje
Pero eso haces bien. Dales envidia y que se jood.n

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Si el objetivo es que nos muriéramos de envidia, lo has conseguido.
Mi próxima comilona la contaré, para devolvértela.

Merche Pallarés dijo...

La verdad es que hace años que no he estado en La Hermandad. ¡No me digas que ya no se come tan bien! No me lo puedo creer... ¡Qué disgusto! Besotes, M.

manzacosas dijo...

Hola, BIPO. Te has adelantado, como los de Poza. A la tarde cuelgo lo del minarete. Te pondré un correo desde mi dirección gmail. Un saludo

EXILIADO. Sí señor, que se jodan, que de eso se trataba, y lo tuyo es de preocupar. Vamos a ver, si dispones de arroz y pescado, que allí abunda, aunque sea congelado, a poco mañoso que seas puedes hacer unos arroces maravillosos. Y no digamos ya la tortilla de patata. Si la haces la quitan de las manos. Pues buenos son los ingleses para esas cosas... Por cierto que la langosta era irlandesa.

PEDRO. Sí. ese era mi objetivo, dar envidia al personal, y veo que lo he conseguido, lo que me refocila cantidubi...

MERCHE. En la Hermanda se sigue comiendo bien. Lo que ocurre es que se llena de turistas y los precios han subido. Ya no es lo de antes, pero es que nada es ya como antes. Hoy, para encontrar cosas buenas y genuinas hay que preguntar mucho al personal de la tierra, y aún asi... Un saludo

PILAR dijo...

Vamos a ver, Señor Manzacosas,
por un lado, usté vive como un marqués,
por otro, que me encanta Donostia,ciudad preciosa donde las haya.
Y otra cosa, no puedo soportar el olor que deja el ajo en el aliento.
Es algo superior a mis fuerzas, y además tengo una sensibilidad especial en mi pituitaria y detecto el olor a ajo en los alientos del personal a distancia.
Por lo demás, pues como por ahora através de las redes el aliento no se capta, pues que me alegro, coño.
y que a ver si tanto dárselas usté de buencomer, se anima usté al codillo del viernes 7

Merche Pallarés dijo...

¡Qué mierda de globalización! ¡REVOLUCION, YA! Besotes, M.

manzacosas dijo...

Hola, PILAR. Gracias por lo de vivir como un marqués. No es cierto, pero de vez en cuando me doy una alegría, por aquello de que siempre hay muertes repentinas. Lamento lo del ajo. a mí me gusta un pelín con la ensalada de tomate, pero cocino sin ajo, aunque con cebolla sí. Ah, y si puedo apuntarme a lo del codillo lo haré encantado, pero no lo tengo seguro. Un saludo con cariño

MERCHE. Que la humanidad ya no está para revoluciones, pero sí para evoluciones, y tengo para mí que todavía estamos en un estadio muy primitivo. Un saludo